Una línea marca la diferencia en las nuevas francesas

 

La clásica manicura francesa se renueva. Sigue de moda pero con un pequeño detalle que la actualiza. Se trata de un simple trazo que marca la diferencia. La nueva línea puede hacerse en el mismo tono, en otros colores, fina, un poco más gruesa, pegada a la propia francesa o un poco separada. Quieres ver cómo quedan las distintas opciones?


Con la ayuda de un pincel de decoración de uñas (Nail Art), fino, con poco pelo, se traza una línea que bordee o remarque la francesa. Lo ideal, en el caso de manicuristas profesionales, es hacerlo en un solo trazo para que el diseño quede limpio, fluido y sin imperfecciones. 


Se estilan colores que contrasten para dar protagonismo a la línea. De esta forma la manicura francesa da un cambio radical. No solo se ve más moderna sino que adquiere un carácter más original, incluso podría decirse personalizado. 


Esta tendencia no solo se aplica a la manicura francesa tradicional (fondo rosa o translucido y punta blanca). También se usa en manicuras de colores pastel, neón y en combinaciones atrevidas. 



Otra opción es usar un pintauñas escarchado (plata o dorado) para marcar el borde la francesa. Un detalle divertido para las amantes del brillo. 



A continuación os dejamos una selección de imágenes para que podáis apreciar mejor la nueva tendencia en manicuras francesas : 
















Si quieres avanzar en el mundo de las uñas pregunta por nuestros cursos:

91 5631393 y 679 603 426

No hay comentarios:

Publicar un comentario